Diego López Encina fue ordenado Diacono con gran participación de la comunidad
 


26 de Agosto, 2019
La Eucaristía fue celebrada en el Templo de San Antonio de Padua de la comuna Putaendo y fue presidida por el Obispo Fernando Ramos.

A las 17 Hrs. del domingo 25 de agosto  con la presencia de sacerdotes del Clero diocesano, religiosos, además del Seminario Pontificio Mayor de Santiago y comunidades de diferentes sectores de la diócesis, especialmente de La Ligua , Mons. Fernando Ramos, Administrador Apostólico de Rancagua inició la celebración en la cual confirió el Orden del Diaconado al Seminarista Diego López Encina.

Esta celebración que estuvo marcada con la masiva participación de laicos que repletaron el templo San Antonio de Padua en la comuna de Putaendo, y por la alegría de contar en nuestra Iglesia diocesana de un nuevo Diacono en tránsito al Presbiterado.

En su homilía el Obispo Fernando Ramos  manifestó: “quiero desearte Querido Diego mucha alegría y fecundidad en tu ministerio porque el servicio es fuente de fecundidad porque pone su centro en los demás y eso nos trasciende y proyectarnos en otros y a su vez es fuente de alegría y satisfacción para nosotros porque vamos haciendo realidad lo que  Jesús nos enseño: Ama  tu prójimo como a ti mismo”.

Posteriormente en su homilía Mons. Ramos expresó: “la identidad de Jesús se expresa en la cercanía y atención a los más pobres, a los enfermos y lo que lo buscamos para calmar sus dolencias de todo tipo, esta realidad servidora de Jesús tanto al Padre como a las personas que lo rodean, lo hacen estar fuera de todo egoísmo. No es fácil hoy hablar de servicio en una sociedad monetarizada como la nuestra, es rara la gente que encuentra el servicio como un modo de vida”.

Luego continúo la liturgia de ordenación en la cual Diego  recibió el Sagrado Orden del Diaconado por imposición de manos del Obispo Fernando Ramos.

Al finalizar la eucaristía el Neo Diacono se dirigió a los presentes manifestando: “en este día tan especial para mi vida quisiera agradecer a Dios Padre por todos los beneficios que me ha brindado en estos veintiocho años que se han reflejado a través de mi familia y quiero alabar al Señor por eso, porque él me llamo en medio de una familia sencilla una comunidad que me mostró a Jesús y a la virgen de diferentes maneras, agradecer a la Iglesia y a don Fernando quien me ha ordenado diacono y también al administrador apostólico el Padre Jaime Ortiz de Lazcano y todos quienes hoy me acompaña por su cercanía y oración”.

Tras la celebración la comunidad organizó una recepción en el Liceo Manuel Marin Fritis,  a la cual asistieron todos los presentes a la Misa, ocasión en la manifestaron su aprecio y cercanía con Diego.

 

Fuente: Comunicaciones San Felipe



Galerias:


Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl