Peregrinación de la Virgen del Carmen culminó en Santuario Santa Teresa de Los Andes
 


13 de Febrero, 2017
Una gran celebración del pueblo de Dios fue la culminación de la Peregrinación de la Virgen del Carmen con motivo del Bicentenario del Paso del Ejército de Los Andes.

El sábado 11 de febrero quedará en la memoria de cientos de personas que participaron en la Peregrinación de la Virgen del Carmen como el día que consagraron su vida a la Reina de Chile y especialmente recordarán con especial cariño el cúmulo de experiencia vividas en su paso por la Diócesis de San Felipe de Aconcagua. 

Pasadas las 19.00 horas, fue el momento en que todo estaba preparado para comenzar la Misa con la cual se comenzaba a finalizar la peregrinación, esta celebración fue presidida por Pbro. Vicente Montenegro Lazo, Vicario de Pastoral de San Felipe, acompañado de Pbro. Carlos Cox, Rector del Santuario de Maipú; Pbro. Danilo Yáñez Ossandón ocd. , provincial de los Padres Carmelitas Descalzos, el Pbro. Ricardo Acosta y el Diac. José Lazcano. Además estabas presentes un destacamento de los Ejércitos de Chile y Argentina, representantes de la Armada de Chile, cuasimoditas, camareras de la Virgen del Carmen, bailes religiosos y peregrinos de diferentes lugares de nuestro país. 

En esta ocasión especial la homilía estuvo a cargo del Pbro. Ricardo Acosta, quien expresó: “hoy nos hemos reunido para dar gracias a Dios por habernos entregado a María, como nuestra Madre. Ella con su manto protector siempre nos cuida como a sus hijos predilectos y nos guía para ser fieles en nuestro testimonio de entrega a Jesús. Volvemos la mirada a la Reina de Chile para contemplar en ella lo que es la Iglesia en su misterio y en su peregrinación de la fe". 

Más adelante el Padre Ricardo continúo: “hoy estamos finalizando la peregrinación de la Virgen del Carmen que comenzó en Argentina con un pequeño grupo de peregrinos y continúo por la Diócesis de San Felipe, visitando diferentes lugares: hospitales, la cárcel, familias, hogares de ancianos, siempre acompañada con un grupo de laicos de diversas comunidades parroquiales. La Virgen se puso en camino para servir y llego hasta aquellos hermanos que más necesitan de una palabra de aliento y de consuelo” concluyó el Padre Acosta. 

Al finalizar la eucaristía las Camareras de la Virgen del Carmen, entregaron 500 escapularios, los cuales fueron bendecidos y posteriormente se realizó la imposición para todas aquellas personas que consagraron su vida a María, para tener una relación especial con la Madre de Jesús, además es un signo de pertenencia a la familia del Carmelo y compromiso por la construcción de un mundo más fraterno y justo. 

Luego de la eucaristía se realizó un compartir fraterno en la cual participaron todos los presentes, momento que sirvió especialmente para tener un diálogo fraterno sobre la experiencia que significó para todos esta peregrinación de la Reina de Chile por nuestro valle Aconcagua.   

El broche de oro para poner fin a esta hermosa experiencia de Fe, fue la vigilia que comenzó a las 22.00 hrs. la que comenzó con la exposición al Santísimo a cargo del Pbro. Danilo Yañez O. ocd., y la participación de comunidades de adoradores de diferentes lugares, especialmente de la parroquia de Ntra. Sra. De Carmen de Rinconada de Silva. Oración que se extendió toda la noche para agradecer a María todas las bendiciones que ha derramado a lo largo de la historia de nuestro país. 

Fuente: Comunicaciones  San Felipe. 



Galerias:


Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl