Defender la vida y promover la dignidad de todo ser humano
 


18 de Septiembre, 2017
Mons. Cristián Contreras Molina O.deM. invitó a defender la vida y promover la dignidad de todo ser humano en tradicional Te Deum de Fiestas Patrias que se celebra cada 18 de septiembre en Iglesia Catedral de San Felipe.

Con estas palabras, Monseñor Cristián Contreras Molina, Obispo de San Felipe, dio inicio al solemne Te Deum  celebrado en la catedral diocesana  este 18 de septiembre. Acompañado de  sacerdotes, autoridades y fieles,  el pastor   presidió la  liturgia de Acción de Gracias recordando que él Te Deum forma parte de la tradición republicana de Chile. “Fueron los padres de la Patria los que nos legaron esta instancia para agradecer la libertad y pedir la presencia de Dios en la construcción de una nación de hermanos”. Momento central de la celebración fue la proclamación de la Palabra de Dios y posteriormente el canto del Te Deum. 

Monseñor Contreras centró su homilía en Jesucristo, el Dios de la paz  que nos invita  a ser constructores de paz. “,   En Cristo, nuestra paz, el corazón no se turba. En El, Señor de la historia, hay esperanza cierta para toda fragilidad, preocupación y angustia. Creemos que el tiempo que vivimos y el modo en que, como sociedad, lo encaramos y asumimos, hace necesaria una reflexión sobre el auténtico sentido de la paz”. 

Al mencionar la presencia del Papa Francisco en Chile, el obispo señaló: El Vicario de Cristo es un pastor que viene en misión de paz, de allí el lema que hemos escogido desde la biblia como síntesis de su misión. “Mi paz les doy”. Sin duda alguna la visita del Santo Padre es un regalo que confiamos sea fuente de unidad y esperanza para todo nuestro pueblo. El Padre Obispo recordó las  expresiones de cariño del Papa para el Pueblo de Chile manifestadas en la Visita Ad Límina de todos los obispos en peregrinación a Roma   en el mes de febrero del presente año. 

Con expresiones de dolor y tristeza, el obispo mencionó la aprobación de la despenalización del aborto en tres causales. “Cuando se trata de la defensa de la vida, de toda vida y en todas sus etapas, no pueden existir opiniones que relativicen lo que reconocemos como principio y fundamento para todo ser humano que tiene conciencia de la igual dignidad de todas las personas, y con mayor certeza aun cuando se asume desde una perspectiva de  fe”. Desde el dolor y la esperanza, la Iglesia redoblará sus esfuerzos para seguir acompañando a las mujeres que viven situaciones límite en su embarazo, a las que deciden continuar con él y a las que piensan que el aborto es una solución. 

Con relación a los problemas que más aquejan a los chilenos, Mons. Contreras manifestó en su reflexión dar mayor relevancia a los niños y jóvenes vulnerados, a los inmigrantes que vienen en búsqueda de trabajo y que necesitan ser acogidos como hermanos y no como extraños. Chile necesita seguir trabajando con el aporte de todos para erradicar la delincuencia y las redes de narcotráfico que tanto daño causa especialmente a los jóvenes. Pareciera ser  que la mayor preocupación de quienes nos gobiernan  fuese  legislar sobre la identidad de género y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Al finalizar su homilía el obispo invitó a la comunidad a participar en toda iniciativa que promueva el encuentro, la convergencia y la promoción de los más débiles. Al finalizar, el P. Obispo invocó a la Virgen del Carmen como patrona y reina de Chile. Que ella,  manifestó, interceda ante su hijo por  toda la familia chilena.

 



Galerias:


Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl