“La Alegría de Ser Católico” fue el lema del homenaje a Nuestra Señora del Carmen de Rinconada de Silva