Jóvenes de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús confirmaron su fe