Centro de Espiritualidad funciona como albergue para personas en situación de calle
 


02 de Julio, 2020
Durante dos meses entregará atención las 24 horas de los siete días de la semana a un total de 20 residentes de la provincia

Con el propósito de aumentar la capacidad disponible de los albergues presentes en la provincia de San Felipe para personas en situación de calle, se abrieron las puertas del albergue  en el Centro de Espiritualidad del Buen Pastor administrado por la Gobernación de San Felipe.

Consultada la Hermana Leticia sobre este albergue expresó: “Al comenzar la pandemia del virus covid19 en Chile, la comunidad del Buen Pastor en San Felipe, reflexionamos y oramos al Pastor Bueno cómo podríamos ayudar y hacernos presente ante esta situación tan dramática.  Algo podríamos hacer para servir a las personas sufrientes; sentimientos de acogida, ternura, compasión…brotaban de nuestros corazones”.

"En junio, Claudio Rodríguez Cataldo gobernador de la Provincia de San Felipe visitó el lugar y después de varias conversaciones planteó la necesidad de contar con un albergue para personas en situaciones de calle, mujeres y hombres. Se decidió ocupar el segundo piso los dormitorios, en primer piso, un comedor y un estar con sillones y mesas de juego del Centro de Espiritualidad".

Más adelante la religiosa continúo: “Todo se habilitó para ofrecer un espacio acogedor y cálido a nuestras hermanas y hermanos en situación de calle. Las víctimas de la exclusión y la indiferencia ya tienen rostro y nombre para nosotras: Isabel, Rosario, Esteban, Juan, Ricardo, etc. Ellas y ellos son los desechables, que genera este modelo neoliberal centrado en el lucro. Nos espanta la pobreza que existe en nuestro país y que esta pandemia ha hecho más visible. Frente a ello los gobiernos, como dice nuestro querido Papa Francisco, no pueden conformarse ni contentarse y menos justificarse con lógicas sustitutivas o paliativas que impiden asumir el impacto y las graves consecuencias de lo que estamos viviendo”.

La Directora del Centro de Espiritualidad, manifestó: “Francisco lanza un ultimátum a la comunidad internacional en favor de “un desarrollo sostenible e integral” para proteger a la humanidad. En esta misma línea, apuesta por “la creatividad y la fraternidad”. La realidad que estamos viviendo es nuevamente un llamado a construir “la civilización del amor” frente a “la pandemia de la exclusión y la indiferencia”.

Y para finalizar la Hermana Leticia nos dejó la reflexión: “Para nosotras hermanas de la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad, de la provincia Bolivia - Chile ¿cuál es el reto para nosotras, llamadas a dar vida allí donde reina la injusticia?”.

 

Fuente: Comunicaciones 

Obispado de San Felipe | Merced #812 | Teléfono: 2510121 | E-Mail: sanfelipe@episcopado.cl