Tiene como objetivo principal la responsabilidad de administrar el recurso humano, físico y financiero del Obispado de San Felipe, en cumplimiento de la normativa civil y eclesiástica que lo rige y en función de su misión evangelizadora.

Para llevar a cabo su objetivo de manera eficiente y optimizar el uso de los recursos cuenta con las funciones de Administración de Bienes, Contabilidad y Finanzas, Tesorería, Recursos Humanos y Presupuestos.